El trombón

Soy Javier Cuenca, componente de la banda de música de Miranda de Ebro desde 1978, y he estado al frente de dicha agrupación como presidente durante 12 años. Comencé en la banda de música con el trombón de pistones, instrumento que alterné con el bombardino en la misma, y actualmente con el trombón de varas.

El trombón fue conocido como sacabuche en el renacimiento y el barroco y es un instrumento de viento-metal.  El sonido se produce gracias a la vibración de los labios del intérprete en la parte denominada boquilla, a partir de la columna del aire (flujo del aire).

Las diferentes notas se obtienen por el movimiento de un tubo móvil, denominado vara, alargando la distancia que el aire en vibración debe recorrer, produciendo de este modo sonidos que también se pueden controlar con una mayor o menor presión del aire soplado por el intérprete en la vara. Cuanto más se alarga la vara, el sonido producido es más grave.

También existen trombones de pistones como las trompetas, aunque actualmente están en desuso.

Las partes del trombón son:

Boquilla o embocadura: pieza pequeña y hueca que se adapta al tubo del trombón para que el intérprete sople, de modo que los labios se apoyen en los bordes, vibren y produzcan el sonido primario. El trombón tiene una boquilla que determina su timbre.

Pabellón: ensanchamiento final del tubo.

Varas: tiene forma de U y se mueve en siete diferentes posiciones con distinta longitud del tubo. Las varas del trombón no permiten grandes velocidades cuando se toca, pero es perfecto para interpretar glisandos (escala rápida entre dos notas).

Musical 75

Los comentarios están cerrados.