Solsticio musical

El 21 de junio es el día en el que comienza el verano. Además, se celebra el Día Europeo de la Música. Por lo tanto, es el día del solsticio musical.

Y es que el 21 de junio, en el hemisferio norte, es el día más largo y la noche más corta. Existen míticos sitios donde los curiosos se agolpan para observar el instante: Stonehenge /(Inglaterra), Chichen-Itza (Méjico)… Para celebrar la llegada del verano, en multitud de lugares se celebran fiestas, cuyo origen es pagano. Las fiestas se acompañan de hogueras, se sale a la calle…. Y,  como toda fiesta que se precie, la música está muy presente.

Puesta de sol en La Habana

HISTORIA

El Día de la música surge en Francia en el año 1982 empezando a denominarse como Fiesta de la Múscia. Lo que comenzó siendo una iniciativa francesa, tres años más tarde, en 1985, tomó dimensión europea. Lo que que se pretendía era, simplemente, que todo tipo de músicos salieran a la calle a vivir la fiesta,

No obstante, el Día de la Música ha traspasado las fronteras de Europa: EE.UU, Centro América…. En todos los países se celebra al igual que el solsticio, amoldando la festividad a las características y peculiaridades de cada país. Es la Fiesta de la Música

No existe un estilo concreto: clásica, rock, blues, indie… Todos los músicos exhiben su arte. Habitualmente viene organizado por entidades públicas y/o privadas. Se plantea un doble objetivo: que los músicos aficionados salgan a la calle a tocar y que se organicen conciertos gratuitos. En estos conciertos, profesionales de distintas ramas de la música, participan y su público pueda acceder a los mismos.

Y es que la música es importante para nuestras vidas. El solsticio de verano, que nos indica que las vacaciones están más cerca, que el buen tiempo, la calle, los festivales  y la canción del verano nos espera, también es de agradecer.